Terrones reciclados

Desde muy chica, los terrones de azúcar ejercían sobre mí una fascinación especial. No me pregunten el motivo porque lo desconozco. Entrando en el campo de las especulaciones puede ser porque lo relacionaba con los viajes a Buenos Aires en donde sí había o con premiar a los caballos cuando se portaban bien. Me parecieron siempre algo tan sencillo como exquisito no por el sabor sino por el concepto. 

Con el tiempo, habrán notado (o no, quizás se ocupan de cosas más importantes y está muy bien), que fueron casi desapareciendo. Reemplazados por los sobrecitos, es casi imposible conseguir en bares o en cajas para tener en casa. Creo que los últimos los vi en Las Violetas y claro, no resistí la tentación de llevarme uno con el coqueto print con esa tipografía tan especial sobre su papel blanco.

Y aunque no me gustaría que se extingan por completo, hay algo que me ha entusiasmado mucho: los terrones tuneados, con colores y formas. Miren qué lindos…

Un buen día una amiga vino entusiasmadísima mostrándome la novedad y sobre todo contándome que se pueden hacer en casa, con azúcar blanca, agua, colorantes y el molde que nos guste. Hay que mezclar todo y esperar que se sequen bien, pero bien…no hagan como yo que los desmoldé antes y mi #DIY fue un completo desastre.

Lo gracioso es que uso casi siempre edulcorante. Pero el azúcar debe estar presente en todo cafecito o te que se precie de tal aunque no la toquemos. Me encantan y siempre le doy la bienvenida a las novedades creativas pero me gustaría que los terrones “de toda la vida” sigan existiendo. Como tantas otras cosas, pequeñas y sencillas, muchas veces casi imperceptibles, que creo que son las que al fin de cuentas hacen la diferencia ¿A ustedes?

Anuncios

Acerca de mirandadress

Periodista con el ojo avizor en la moda de los modelos y de quienes no lo son.

2 Respuestas a “Terrones reciclados

  1. Martin

    hola, la verdad a mi tambien me encantan y como en argentina no se consiguen, en mi viaje a Francia (alla son de uso comun) me traje 4 cajas y su respectivo recipiente para servirlos. Asi que fue muy gracioso, porque volvi de europa con 4 kilos de azucar…jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: